La isla tiene una red de senderos que la recorre por completo, herencia de un pasado, no muy lejano, en que los desplazamientos de los rebaños o de las familias, para las labores agrícolas, se realizaban a pié así como cada tipo de comunicación entre los pueblos.

…¿porqué caminar con nosotros?

…¡para no perder el camino … no, por supuesto! … Los senderos están, por la mayor parte, bien señalizados. Más bien para no perder la oportunidad de enriquecer una marcha bonita y saludable, sumergidos en una naturaleza maravillosa, con lo que os podremos aportar: profundizar la variedad paisajística interpretando los cambios relacionados con el altitud y la exposición, aprendiendo a reconocer la flora endémica y sus peculiaridades; observar múltiples formaciones geológicas forjadas por los volcanes según las modalidades eruptivas y los diferentes momentos de formación y crecimiento de la isla; mojarse en la historia más remota, a través de las crónicas y de las leyendas que pueblan los caminos, hasta llegar al pasado más reciente y a los proyectos de una isla que se asoma al futuro sin querer olvidar su pasado a pesar de cuanto haya sido duro y, a veces, difícil.

Con tu coche podrás llegar hasta un Punto de Encuentro donde te volveremos a acompañar con nuestro vehículo al final de la caminata.

… ¡Importante!

Recomendamos ropa adecuada y calzado cómodo y robusto (preferiblemente botas de trekking). También es recomendable llevar suficiente comida y bebida, además de protección solar, gorra o sombrero, chaqueta protectora contra el viento o lluvia, bastones de trekking y ropa de abrigo, especialmente en los meses de invierno. Sin duda, una buena idea es utilizar distintas capas de ropa que se puedan quitar y poner con facilidad.

Hacer senderismo nos acerca a los entornos naturales y nos permite disfrutar de ellos con calma, observando y aprendiendo. Los senderistas nos movemos respetando los lugares por donde pasamos, intentando dejar el menor rastro posible de nuestra presencia. Cuidamos el entorno natural y los senderos, recordando siempre que la naturaleza es vida.

No botes basura ni dejes residuos, se respetuoso con la naturaleza, su flora y su fauna y respeta las normas de los lugares por donde pases.